Capitulo 4 – LOCALIZACIÓN DOCTOR SLEEP

Era junio del 2007.  En su torreta en el Rivington House,  El calentador de Dan estaba corriendo  a todo volumen,  pero el cuarto todavía estaba frió.   Un viento del norte,   venia desde la montañas, acumulando cinco centímetros de nieve en  la ciudad durmiente de Frazier . Cuando la tormenta finalmente se calmo en la mañana siguiente.

A Dan no le molestaba el frió,  Por debajo de dos bufandas.  Sin embargo el viento había encontrado el camino dentro de su cabeza de la manera que había encontrado el camino entre los marcos y umbrales de la puerta de el viejo Vicotorian que el llamaba cuarto.  En su sueño,  el podía escuchar el gemido del viento alrededor del hotel donde el paso un invierono cuando era un niño.  En el sueño,  el era ese niño.

El estaba en el segundo piso del Overlook,  Mama estaba durmiendo y  papa estaba en el sótano,  mirando algunos viejos papeles. El estaba investigando.  La investigación del libro que estaba por escribir.  No se suponía que Danny estuviera allí, y que el tuviera la llave de paso en su mano, pero el no era capaz de alejarse.  Ahora mismo está mirando a una manguera que está atornillado a la pared.  El  se la doblaba en su cuerpo, como si fuera una serpiente con una cabeza de lata. una serpiente durmiente.  Por supuesto que no es una serpiente – esa tela que lo esta mirando  – pero seguro que parece una serpiente.

A veces es una serpiente.

“Avanza,”  el susurro en su sueño.  El estaba temblando de terror,  pero algo lo empujo. y por que ?  porque el estaba haciendo su INVESTIGACIÓN , por eso.  ” Avanza , muérdeme! No puedes, no ?  es porque tu solo eres una estupida  MANGUERA!”

La boquilla de la estúpida manguera se movió,  todo de una vez,  en vez de ir hacia un lado.  Danny está mirando en su agujero.  O tal vez en su boca.   Un solo sola gota clara apareció por debajo del agujero negro, enlongandose.  en eso el podía ver sus anchos ojos reflejándose.

Una gota de sangre o una gota de veneno?

Es una serpiente o una manguera?

Quien puede decir, mi querido Redrum,  Redrum mi querido?  Quien lo puede decir?

Le murmuro, y el terror salto a su garganta desde su corazón que estaba golpeando velozmente.   Zumbando como una serpiente de cascabel.

La manguera se desenrollo y se callo sobre la alfombra con un ruido sordo.  murmullo otra vez y el supo que debía dar un paso atrás antes de que pueda dar correr hacia adelante y morderlo,  pero el estaba congelado y no se podía mover .

“Despierta Danny!”  Tonny lo llamo desde algún lugar.  ” Despierta, despierta!”

Pero no lograba despertarse,  esto era el Overlook.  estaba nevando,  y las cosas eran diferentes , ahora las mangueras se convertían en serpientes,  las mujeres muertas abrían sus ojos, y su padre . . . o querido DIOS,   TENEMOS QUE SALIR DE AQUÍ POR QUE NUESTRO PADRE SE ESTA VOLVIENDO LOCO.

La serpiente zumbaba, zumbaba.

2

Dan escucho el aullido del viento, pero no venia de afuera el Overlook.  Venia de afuera del la torreta de Rivignton House. Escuchaba la nieve agitándose contra de la ventana que estaba al norte.  Sonaba como arena.  Ademas escuchaba al portero emitiendo un murmullo bajo.

Se levanto de la cama  y hacia una mueca cada vez  los dedos calientes de sus pies tocaban el frió suelo.  Cruzo la habitación, casi brincando sobre las puntas de sus pies.  Prendió la lampara de su escritorio y  resoplo.  No había vapor,  pero incluso con las bobinas del calentador emitiendo un color rojo opaco.   La temperatura del cuarto era baja.

zumbido.

Presiono el botón para hablar  y dijo. ”  Estoy aquí, quien habla?”

“Claudette.   Creo que tienes una visita, doc.”

La señora Winnick?  , el estaba bastante seguro de que se trataba de ella,   y eso lo obligaba a ponerse su abrigo, porque Vera Winnick estaba en El Rivington Dos,  y el camino hacia ese lugar estaría muy frió.    Vera estaba pendiendo de un hilo desde hace una semana,  en estado comatoso,  y esta era el tipo de noche en que los frágiles estaban mas expuestos.  Usualmente a las 4 de la madrugada.  El miro su reloj.  Eran las 3:20,  los suficiente cerca para un trabajo del gobierno.

Claudette albertson los sorprendió.  ” No, se trata de la señora Hayes, abajo es el piso en el que estamos.”

“Estas segura?”  Dan había jugado a las damas con Charly Hayes en la mañana,  y para tratarse de un hombre con leucemia mielógena aguda, el  parecía tan vivo como un grillo.

“No, pero Azzie esta ahí.  Y tu sabes que decir.”

Lo que dijo es que Azzie nunca estaba equivocado,  y llevaba casi seis años de experiencia para llegar a esa conclusion.   Azreel vagaba libremente por los tres edificios del complejo Rivington,   Pasando la mayor parte de sus tardes acurrucado en el sofa  de la sala de recreo,   Aunque no era inusual verlo  en las mesas de juego  – con o sin un rompecabezas a medio terminar sobre la mesa – como una estola descuidadamente tirado.  A todos los residentes parecía caerle bien(  si había habido quejas hacer del gato de la Casa,  no había llegado a los oídos de Dan ),  y a Azzie le parecía gustar todo.  A veces el podía saltar en el regazo de algún anciano medio sordo . . .  pero ligeramente,  nunca parecía herirlo.  lo cual era remarcarle debido a  su tamaño.  Azzie pesaba doce libras.

Sacando su siesta de las tardes, Az raramente se quedaba mucho tiempo en una locación,  el siempre tenia lugares adonde ir,  gente que mirar , cosas que hacer.  Lo podias ver visitando el spa,  lamiéndose una pata y tomando un poco de calor.   Sentado arriba de una camilla abandonada y mirando a la nada y a esas cosas que solo los gatos pueden ver.  A veces estaba acechado en el jardin trasero , si podía cazar pájaros y ardillas, el las llevaba en los patios vecinos o a través de la ciudad .

El cuarto de recreo estaba abierto todo el día,  pero Azzie raramente los visitaba después de que la TV se había apagado y los residentes dejen el lugar.   Cuando la tarde dio lugar a la noche y el pulso del Rivington house se reducido,  Azzie se ponía intranquilo,  patrullando los corredores como el centinela que se encuentra en enemigo territorio.   Una vez que las luces se difuminaban,  no lo podías ver a menos que lo mires directamente.

El nunca entraba en los cuartos a menos que uno de los huéspedes se este muriendo.

Entonces de deslizaba(  si la puerta estaba desenganchada ) o se sentaba afuera con su cola enredada alrededor de sus caderas,  aullando en una baja voz para ser poder ser admitida.  Cuando el estaba,  el subía en la cama del huésped (  siempre había huéspedes en el Rivington House, nunca pacientes ) y se sentaba,  ronroneando.   Si la persona elegida estaba despierta,  el o ella acariciaba al gato.  Por lo que sabia Dan,   nadie pidió nunca que desalojen a Azzie.  Ellos parecían saber que estaba como un amigo.

“A que doctor llamaron?” pregunto Dan.

“A tu, ”  Claudete inmediatamente volviendo de vuelta.

” Tu sabes lo que quiero decir.  Un verdadero doctor.”

“A Emerson, pero cuando lo llame, la mujer me dijo que no sea tonta,  Dijo que a excepción de los de las autopistas de peaje incluso los arados están esperando la luz del día.”

“Bien, ” dijo Dan. ” Voy en camino.”

3

Después de trabajar en el hospital por un tiempo, Dan se dio cuenta de que había un sistema de clases incluso para las muertes.  Los  alojamientos de huéspedes de la casa principal eran mas grandes y mas caras que aquellas que se encontraban en el Rivington Uno y dos.   En la casa del pastor Victorian donde Helen Rivingto  había colgado su sombrero y escrito sus romances,    las habitaciones se llamaban suites y  estaban nombradas con los nombres de los famosos residente de New Hampshire.  Charile Hayes estaba en Alan Shephard.  Para llegar ahí,   Dan tuvo que pasar la alcoba que estaba en el pie de la escalera.  En donde había maquinas expendedoras y algunas sillas de plástico.   Fred Carling estaba en una de estas,  comiendo maní y leyendo una vieja  publicación de Popular Mechanics.   Carling era uno de los tres asistentes de turno desde la medianoche a las ocho.  Los otros dos rotaban los días dos veces al mes.  Carling nunca lo hacia.   Se auto proclamaba un búho de la noche,  era un hombre fornido cuyos brazos,  envueltos en una maraña de tatuajes,  sugerían un pasado agitado.

“Vamos a ver ” dijo el,  ” Es el niño Danny .  O estas con tu secreta identidad esta noche?”

Dan estaba un poco dormido y no tenia humor para las bromas.  ” Que conoces acerca de la señora Hayes?”

“Nada mas que el gato esta con ella, lo cual significa que  esta complicada.”

“No sangro?”

El hombre grande se encogió de hombres. ”  Ella tuvo pequeña una hemorragia nasal.  puso las toallas con sangre  en una bolsa,  están en la lavandería , si quieres mirarlas.”

Dan pensó en preguntarle como una hemorragia que necesito mas de una toalla para limpiar podría ser considerada como pequeña,  pero decidió dejarlo pasar.  Carling era insensible ,  y como el había conseguido el trabajo  – incluso en turno nocturno,  cuando la mayoría de los huéspedes estaban dormidos o tratando de ser silenciosos así no molestaban a nadie – estaba mas allí de Dan.  El pensó que alguien había movido algunos hilos ,  así era como funcionaba el mundo.  Su padre no había hecho lo mismo para conseguir su puesto de casero del hotel Overlook?

“Disfruta la noche, Doctor del sueeeeño,”  le dijo Carling,  sin hacer ningún esfuerzo en bajar la voz.

En la central de enfermeras,   Claudette estaba ordenando medicamentos, mientras Janice Barcker estaba mirando un pequeña TV con el sonido bajo. El corriente programa estaba emitiendo uno de esos interminables avisos de limpieza ,  pero Jan lo estaba mirando  con los ojos bien abiertos y con su boca entreabierta.  Ella se despertó cuando Dan golpeo sus uñas en el  mostrador y el se dio cuenta de que no había estado fascinada sino media dormida.

“Puede alguno decirme algo sustantivo acerca de Charle? Carling no sabia nada.”

Claudette miro hacia abajo del pasillo para asegurarse de que Fred Carling no estaba a la vista, luego bajo su vos, de todas manera.  ” Ese hombre es tan inútil , como unas tetas en un toro.  Sigo esperando que lo despidan.”

Dan tenia una opinión similar.

“Verifique hace 15 minutos, ” dijo Jan.  ” Chequeamos muchas veces cuando el gato vino a  visitarnos.”

“Hace cuanto tiempo que esta Azzie?”

“El estaba maullando afuera de la puerta cuando vinimos en servicio a la medianoche, ” dijo Claudette,  ” le abrimos la puerta.  El salto encima de la cama. Tu sabes lo que hace.  Casi te llame en ese momento, pero Charlie estaba despierta y  sensible.  Cuando la salude,  el me devolvió el saludo y empezó a acariciar a Azzie.  por eso decidí esperar.  Después de una hora.  el tuvo una hemorragia nasal.  Fred lo limpio.  Le tuve que decir que guarde las toallas en una bolsa.”

lo que llamaban bolsas eran sacos de plásticos solubles, en los cuales la ropa,  lienzo, toallas contaminadas con fluidos de sangre  eran almacenados.  Era una regulación que se suponía que evitaba la propagación de agentes patógenos transmitidos por la sangre .

“Cuando la vi hace 40 minutos, ” dijo Jan, ” El estaba durmiendo. lo sacudió. el abrió sus ojos,  y estos estaban inyectados de sangre.”

“Hay fue cando llame a Emerson, ” dijo Claudette. ” Y después de no obtener ninguna respuesta, te llame,  entiendes?”

“Si”.

“Buena suerte, ” dijo Jan.  “Avísanos si necesitas algo.”

“Lo haré,  por que están viendo esos avisos en la tv, Jannie”

Ella bostezo,  ” A esta hora , no hay otra cosa para mirar.”

4

La puerta de la habitacion  Alan Shepar estaba media abierta, pero de todas maneras Dan la golpeo.  Como nadie respondió,  la empujo. Alguien ( probablemente alguna de las enfermeras,  seguramente no había sido Fred Carling ) un levantado un poco la cama.    La sabana estaba estirada hasta el pecho de Charile Hayes.  El tenia 91.  penosamente delgado,  y tan pálido que no parecía estar en ese lugar.  Dan tuvo que quedarse quieto por 30  segundos antes de estar absolutamente de que el pijama del hombre se estaba moviendo para arriba y abajo,  Era Azie quien estaba acurrucada en sus piernas.  Cuando Dan entro,  el gato lo inspecciono con esos  ojos inescrutables.

“Señor Hayes? Charlie?”

Charlie no abrió los ojos.  la piel debajo de estos era de un color purpura negro.  Cuando Dan se puso al costado de la cama, el observo mas colores,  una corteza de sangre debajo de su nariz y en un costado de su boca.

Dan entro al baño, tomó una toalla facial, la mojo en agua tibia , y la escurrió.  Cuando volvió a la habitación de Charlie ,  Azzie fue hacia sus pies y delicadamente se puso al otro lado del hombre dormido, dejando lugar para que Dan se pueda sentar.  La sabana todavía estaba caliente por el cuerpo de Azzie. Gentilmente,  Dan limpio la sangre de la nariz de Charile.  Cuando estaba por la boca, Charlie abrió sus ojos.  ” Dan , eres tu , no?  mi visión esta un poco borrosa.”

Los ojos estaban inyectados de sangre.

“Como te sientes Charlie? sientes algún dolor? , si quieres le puedo decir que Claudette que te de alguna pastilla.”

“No siento dolor,” dijo Charlie.  Sus ojos se movieron hacia Azzie, luego volvieron hacia Dan. ” No se por que el esta aquí. Y tampoco se porque tu estas aquí.”

“Estoy aquí porque el viento me despertó. Azzie seguramente estaba buscando un poco de compañía. Los gatos son nocturnos, tu sabes.”

Dan subió la manga del pijama para poder tomarle el pulso, y miro cuatro moretones el el brazo del anciano.  Era normal en pacientes en una etapa avanzada de leucemia.  pero estos moretones parecían haber sido provocados por unas manos y Dan sabia exactamente de donde venían.  El tenia mas control sobre su temperamento ahora que estaba sobrio,  pero eso todavía estaba,   así como el fuerte impulso de ir a tomar un trago.

Carlin, maldito bastardo,  El no se movía lo suficientemente rápido para ti?  O estabas enfadado por tener que limpiar un hemorragia nasal cuando todo lo quieres hacer es leer revistas y comer esas malditas galletas

El trato de no demostrar lo que estaba sintiendo,  pero Azzie pareció sentirlo.  el dio un pequeño,  aullido.  En otra circunstancia, Dan le hubiera echo algunas preguntas,  pero ahora tenia otros problemas con que lidiar. Azzie estaba en lo correcto otra vez, solo tuvo que tocar la anciano para saberlo.

“Estoy bastante asustado, ” dijo Charlie.  Su voz era un poco mas que un susurro.  El bajo, constante gemido del viento afuera se escuchaba mas fuerte.  ” No creía que lo seria, pero lo soy.”

“No hay nada de que asustarse.”

En vez de tomar el pulso de Charlie – no había realmente ningún sentido en hacerlo –  el tomo una de las manos del anciano. Vio los hijos gemelos de Charlie a los 4 años, sobre un columpio.  El vio a la esposa de Charlie bajando la persiana en su dormitorio,   miro como sus cola de cabello se balanceaba sobre un hombro cuando ella se dio vuelta para mirarlo,   su cara iluminada en una sonrisa que le decía a todo si.    Vio el tractor Farmall con un con una sombrilla de rayas en relieve sobre el asiento.   Olio el tocino y escucho la canción de Frank Sinatra “Come fly with me”, de una radio motorola  que se encontraba en una mesa de trabajo llena de herramientas. Vio un tapacubos llenas de agua que refleja un granero rojo, el tenia sesenta,  bailando en la residencia America Legion. El tenia 30, cortando madera,  tenia cinco, vestía pantalones cortos y empujaba un carro rojo.  Luego las imágenes se pusieron borrosas,  de misma manera que se hace con las cartas cuando las mezcla un experto,  El viento estaba soplando una fuerte nieve desde las montañas,  y adentro estaba el silencio y la solemne mirada de Azzie. En momentos como este .  Dan sabia lo que tenia que hacer.  En momentos como este el no lamentaba el dolor , el odio y horror , porque eso fue lo que lo trajo a estaba habitación  mientras el viento sopla fuera.

Charlie Hayes había llegado al borde.

“No le tengo miedo al infierno. Tuve una vida decente,  y ademas no creo que exista un lugar como ese., de todas maneras tengo miedo si no hay nada.”  El se esforzó para respirar.  “No hay nada antes, es todo lo que sabemos,  o sea que no hay ninguna razón para que haya algo después, no?”

“Pero si que hay algo mas, ”   Dan limpio la cara de Charlie el trapo húmedo.  “Nunca llegamos a un final  realmente Charile.  No se que puede ser, o que significa. Solo se que es así.”

“Me puedes ayudar a superarlo? , Dicen que tu ayudas a las personas”.

“Si puedo ayudarte. ”  Dan tomo la otra mano de Charlie, también.  ”  Solo vas a dormir. Y cuando te despiertes – te vas va levantar –  toda va a estar mejor.”

“Cielo? quieres decir el cielo?”

“No lo se, Charlie.”

La energía era muy poderosa esta noche,    podía sentir fluyendo de las manos juntas una corriente eléctrica y  se advirtió a si mismo para ser amable.Una parte de él estaba habitando el cuerpo tambaleante y los sentidos empezaron a fallar. (Apúrate por favor) El estaba habitando una mente ( Apúrate por favor, es el momento ) seguía siendo tan aguda como siempre,  y consciente de que estaba en sus últimos pensamientos . . . al menos como Charlie Hayes.

Los ojos se cerraron, luego se abrieron otra vez, lentamente.

“Todo va a estar bien, ” dijo Dan. ” Solo necesitas dormir.  Dormir te va a hacer bien. ”

“Es así como lo llamas?”

“Si. lo llamo de esa manera,  es seguro ”

“No te vayas.”

“No lo haré, estoy contigo.”  Era un horrible privilegio.

Los ojos de Chariie se cerraron otra vez.   Dan cerro los suyos y vio lento pulso azul en la oscuridad. Una . . . dos . . . se detuvo.  Afuera el viento estaba soplando.

“Duerme, Charile,  lo estas haciendo bien.  estas cansado y necesitas descansar.”

“Veo a mi mujer ”  en el mas leve de los suspiros.

“La ves?”

“Ella dice . . . ”

No hubo mas,  solo un ultimo pulso azul detrás de los ojos de Dan y la ultima exhalación de el hombre que se encontraba en la cama.  Dan abrió sus ojos,  escuchando el viento,  y espero por la ultima cosa.  Unos segundos después,  una niebla opaca roja que salía de la nariz de Charlie, la boca y los ojos.  Esto era lo una vieja enfermera de Tuampa –  una que tenia un centelleo parecido la de Billy Freeman  –  llamaba el jadeo. Ella dijo que lo vio muchas veces.

Dan lo veía todas las veces.

Ese rosa colgaba arriba del cuerpo del hombre. Luego se desvanecía.   Dan le tomo el brazo para sentir el pulso.  era solo una formalidad.

5

Azzie usualmente dejaba abandonaba el lugar antes de que todo se terminara,  pero no sucedio esa noche.   el estaba en la sobrecama al lado de la cadera de Charlie,  mirando a la puerta.  Dan se dio vuelta, esperando ver a Claudette o a Jan, pero no había nadie.

Excepto que si había algo.

“Hola?”

Nada.

“Eres la pequeña niña que escribe en mi pizarron algunas veces?”

No hubo respuesta.  Pero alguien estaba ahí, sin dudas.

“Es tu nombre Abra?”

Débil, casi inaudible debido al sonido del viento,  se  escuchaban unas notas de piano.  Dan pensó que era su imaginación (  el no siempre podía encontrar la diferencia entre el resplandor y esto ) si no era Azzie,  cuyas orejas se retorcieron y sus ojos que nunca dejaron de mirar hacia la puerta.  Alguien se encontraba ahí, mirando.

“Eres tu Abra?”

Hubo otras notas de piano,  luego el silencio otra vez.  Excepto que esta vez se notaba la audiencia, de quien sea que estaba allí.    Azzie se estiro y se bajo de la cama, alejandose  de la habitación.  Dan se quedo un poco mas adentro, escuchando al viento.   Luego puso las sabanas , tapando la cara de Charlie,  y volvió de vuelta hacia la central de enfermeros para avisarles que había un muerto en la habitación.

6

Cuando su papeleo estuvo completo,  Dan bajo a la alcoba. Era un momento en el que el hubiera salido afuera,  tenia los puños apretados,  pero esos días se habían terminados.  Camino, tomando largos respiros para calmar su corazón y mente.  Había un dicho en AA,  “Piensa antes de tomar un trago,”   Pero Casey K. le dijo durante su recuperación que el tenia que pensar antes de hacer cualquier cosa.  Tu no  tienes que dejar de beber para ser estúpido  Danny.  Recuerdalo la próxima vez  que ese esa pequeña mierda  se te meta en la cabeza.

Pero esas malditas marcas de dedos.

Carling estaba sacudido hacia atrás en su silla, cimiento mentas Junior.   El cambio la Popular Mechanics por una revista que tenia un nuevo chico malo estrella de una sitcom.

“El señor Hayes falleció,” dijo Dan suavemente.

“Es una lastima escuchar eso, ”  dijo sin dejar de mirar la revista. ” Pero es para eso no que esta aquí, no?”

Dan levanto un pie,  enganchando una de las patas traseras de la silla de Carling, derribandolo.    Carling desembarco en el piso.  La caja de mentas voló de sus manos.  Miraba a Dan incrédulo.

“Tengo tu atención?”

Carling se empezó a levantar,  Dan puso su pie sobre el pecho y lo empujo en contra de la pared.

“Veo que la tengo. dios.  seria mejor que no te levantes. solo escúchame. ”   Dan se doblo hacia adelante y junto sus rodillas con sus manos.  herméticamente, por que lo único que querían hacer sus manos en este momento eran golpear y golpear.  Su corazón latía fuerte.  Lento, se dijo a si mismo.  No te dejes vencer.

Pero eso era difícil.

“Lo próxima vez que vea las marcas de tus dedos en algún paciente.  Las voy a fotografiar y se las voy a mandar a la señora Clausen, y te vas a quedar en la calle sin importar a quien conozcas.  Y una vez que estés no formes parte de esta institución,  Te encontrare y te sacare la mierda de ti.”

Carling se puso de pie, usando la pared de apoyo y  sin dejar de mirar a Danny a medida que lo hacia. era alto,  y tenia mas peso que Dan .  cerro los puños. ” Me gustaría verte intentándolo, que tal si lo haces ahora?”

“Seguro, pero no aquí, ” dijo Dan.  ” Hay mucha gente que intenta dormir,  y ademas tenemos a un hombre que acaba de fallecer en el piso. Uno que llevas tus marcas.”

“No hice nadas mas que tomarle el pulso.  Tu sabes lo que le pasa cuando tienen leucemia.”

“Lo se ” dijo Dan.  ” Pero lo tu lastimaste a propósito. No se el porque , pero lo hiciste.”

Hubo un parpadeo en los ojos de Carling.  No había vergüenza:   Dan no pensaba que el hombre fuera capaz de sentir eso.  Solo había malestar, y el miedo de haber sido descubierto.  ” El gran hombre, Doctor sleep,  piensa que tu mierda no apesta?”

“Vamos, Fred, vamos afuera.  mas que feliz.” y esto era cierto.  Había un segundo Dan adentro.   El no estaba los mas cercano a la superficie como antes, pero algo todavía estaba en el ,  aquel hijo de puta irracional que siempre fue.   Por el rabillo de sus ojos Dan pudo ver a Dan y Jan paradas en la mitad del pasillo,  sus ojos  estaban hinchados y estaban abrazadas.

Carling lo pensó.  Si, el era mas grande, y tenia mas alcance.  Pero también estaba fuera de forma –  muchos mullidos burritos, demasiadas cervezas –  y había algo preocupante en la cara del chico.  EL lo había visto antes,  de vuelta en sus días en Road Saints.   Algunos tipos tenias algunos cables sueltos en la cabeza.   Ellos se ponían en marcha rápido, y una vez que lo hacían,  estos tipos te podían prender fuego hasta que se ellos mismos se incendien.   El había tomado a Torrance como un tipo raro  pero tranquilo,  pero pudo comprobar que el estaba equivocado sobre eso.  Su identidad secreta no era el Doctor del sueño sino el Doctor loco.

Después de considerarlo cuidadosamente , Fred dijo.  ” No voy a perder mi tiempo.”

Dan asintió.  ” Bien. solo recuerda lo que dije.  si no quieres estar en el hospital,  mantén las manos fuera de los pacientes.”

“Quien falleció y te dejo a cargo?”

“No lo se, ” dijo Dan. ” realmente no lo se.”

7

Dan volvió a su cuarto y se acostó,  pero no pudo dormir.  El  había hecho mas o menos 4 docenas de visitas al lecho de muerte durante su tiempo en el Rivington House, y usualmente eso lo dejaba tranquilo. No esta noche.   Todavía estaba temblando de rabia. Su mente consciente odiaba esa tormenta roja, pero alguna bajar parte de el lo amaba.  Probablemente el regresaría a su  genética.  la  naturaleza triunfa sobre la crianza.  Mayor tiempo que se mantenía sobro,  mayores viejos recuerdos emergían.  algunos de los mas claros eran sobre la ira de su padre.  El esperaba que Carling  lo llevaría a ese lugar.   Afuera entre la nieve y el viento, donde Dan Torrance, el hijo de Jack.  le daría a ese cachorro inútil su medicina.

Dios sabia que el no quería ser su padre,  AA se suponía que te ayuda a contener tu ira, y mayormente lo hacia,  pero había tiempos como en esta noche en la que Dan se daba cuente que eso era solo una frágil barrera.  tiempos en lo que sentía sin valor, y en que un trago era lo que se merecía.  Tiempos en los cuales se sentía muy cercano a su padre.

El pensó: Mama.

EL pensó: Golosinas

El pensó:  Los perros sin valor tienes que tomar su medicina, y tu sabes en donde encontrarla, no ?  Maldición, cerca de todos lados.

El viento soplo una fuerte ráfaga,  haciendo quejar a la torre.   Cuando el anciano se murió, la niña de la pizarra estaba en el lugar.  Casi podía escuchar su aliento.

Levanto una de sus manos por encima de las sabanas.  y luego sintió su que ella estaba en la habitación. ” Abra ” el dijo.  ” Tu nombre ese Abra,  pero a veces la gente te lama Abby. Es correcto?”

No hubo respuesta. pero el realmente no la necesitaba.  Todo lo que el necesitaba era  la sensación de aquella cálida mano sobre el.  Solo duro unos segundos,  pero fue lo suficiente como para calmarlo. Cerro sus ojos y se durmió,

8

A 20 millas de distancia, el el pequeña ciudad de Anniston,  Abra Stone  estaba acostada y despierta.  La mano que había envuelto la suya a cabo el por un momento o dos.  Luego se convirtió en neblina y se esfumo.  Pero eso había estado, el había estado.  Ella lo había encontrado en un sueño, pero cuando despertó,  descubrió que su sueño era real.  Ella estaba de pie  en la puerta de una habitación.  Lo que había visto era terrible y hermoso al mismo tiempo.  Hubo muerte, y la muerte le daba miedo,  pero también había esperanza. El hombre que estaba ayudando no era capaz de poder mirarla, pero el gato si que pudo.  El nombre tenia un nombre parecido al de ella.

El no me vio pero pudo sentirme.  Y estuvimos juntos hace un momento. Creo que lo ayudé, como el ayudo al anciano antes de morir.

Era un buen pensamiento.  Abra se puso de costado, abrazando a su conejo sobre su pecho y empezó a dormir.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s